camiseta mundial alemania 1930

A la tradicional camiseta básica -desprovista de estampados, dibujos o mensajes- le ha salido una competidora aún más fuerte. Aquellas elaboradas en algodón cuyos logos no son el adalid de la ostentación, sino toda una declaración de intenciones fashion. De hecho, camiseta seleccion eeuu futbol su consumo se ha disparado en los últimos meses y son muchos los que la consideran como un objeto de deseo y de culto para este verano. Allí, a lo grande, ensaya su hijo los diseños que luego llevará al papel y que terminarán enmarcados en algún rincón, recogidos en alguno de los múltiples libros que sirven de archivo artístico o, por qué no, estampados en la camiseta de moda en el Instagram de algún famoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.